Libro vs película: El Gran Gatsby

26 feb. 2016

Bienvenidos una vez más a mi blog. 
Hoy os traigo una nueva sección que he llamado "Libro vs película". Se trata simplemente de comparar el libro con la película y ver cuál es mejor. 
(Mi opinión sobre el libro es la que está en negro y la de la película la que está en azul).

¿Quién es Gatsby, el personaje que da nombre a uno de los mitos creados por la novela del siglo XX? Es un misterio, el hombre que se inventó a sí mismo y ha montado una inmensa fiesta para reconquistar a Daisy Buchanan, que una vez lo quiso. Estamos en los felices años veinte, en Nueva York, y Gatsby organiza fiestas en su fabulosa mansión de Long Island en las que la atracción más enigmática es el dueño de la casa, un millonario que quizá sea un asesino o un espía, un muchacho sin nada que se convirtió en rico, un héroe trágico que se va destruyendo conforme se acerca a su sueño: la reconquista de su amada.



Nos encontramos en los años 20. Las acciones suben sin cesar, fiestas alucinantes que sólo son capaces de disfrutar los más ricos, donde el alcohol es el principal elemento y las ansias de sentirse libre mediante el dinero.
Nos encontramos con Nick Carraway, un hombre de clase acomodada que va a visitar a su prima y a su marido un día cualquiera. Después de esto, se encuentra con que su vecino, Gatsby, le ha invitado a una de sus grandes y lujosas fiestas. Se hará gran amigo suyo y lo ayudará a conseguir su gran sueño. 
Me encanta esta ambientación. Sobre todo por el charleston. Por eso, tenía muchas ganas de leer algo de esta época. Empecé a leer el libro sin leer primero la sinopsis. Quería llevarme una sorpresa con este libro porque es un clásico que recomienda mucha gente y quería empezar sin saber nada. 
Mis expectativas eran que me encontraría con un libro que hablara de chanchullos, fiestas, alcohol, dinero, etc. Es verdad que estos temas han aparecido en el libro, pero han estado de fondo y no se les ha dado demasiada profundidad. El tema principal del libro ha sido el amor. He notado que el autor se dejó llevar por los sentimientos y por eso no me ha llegado a transmitir lo que realmente fue aquella época. 

Todo lo contrario me ha pasado con la película. El tema del amor ha seguido estando ahí y es el tema que más destaca, pero lo que realmente me interesaba tampoco estaba tan lejos. Unas fiestas alucinantes que hicieron que me transportara en el tiempo y que pareciera que estaba allí mismo. Se ha conseguido meter bastante bien en lo que era aquella época. 

Una de las cosas que me han gustado mucho ha sido el comienzo del libro. Empieza contando la historia del narrador, Nick Carraway. Nos cuenta cómo llegó a ser el vecino de Gatsby, su pasado... Ésto hizo que se profundizara más en la época y en lo que era el personaje de Nick en general.
De hecho, la primera mitad del libro me estaba gustando bastante, pero quizás empecé a ver que las cosas se estaban enredando más de lo que deberían y por eso me dejó de gustar.
Ahora, una cosa mala que he sacado ha sido que la forma de escribir del autor me ha parecido un poco tímida y desmotivada. Creo que si hubiera enfocado la historia desde otro punto de vista, hubiese hecho el libro mucho más ameno y divertido; aunque entiendo que esta no es la literatura a la que yo estoy acostumbrada. Esta es literatura adulta interesada en enfocarse en otros aspectos un poco más reflexivos y no se centra en los aspectos a los que estoy acostumbrada. 

Sin embargo, en la película nos encontramos con una historia enfocada desde un punto de vista mucho más divertido y animado que quedaba mejor con la ambientación. 

Respecto a los personajes, el único que me ha gustado en especial ha sido Jordan, que aunque no es un personaje especialmente importante en el libro, creo que le da un toque especial y atractivo que me ha gustado bastante. 

En la película, el nuevo enfoque que se le ha dado a la historia y la elección de los actores, han hecho que me atrajera mucho más. Los personajes me han caído mucho mejor porque ya no veía a Nick como un sieso. Ahora, cada uno tiene su propia personalidad y destaca cada cual de una manera distinta. 
Además, cabe destacar que en la película se han cuidado mucho mejor los detalles. Los efectos especiales hacen que la película sea única y espectacular. 

Puede que el libro no me haya gustado por el simple hecho de que no entendía la mitad. A veces tenía que leer dos veces una misma parte para enterarme de lo que había pasado. Aquí no le echo la culpa al autor porque la cosa es que yo no estoy acostumbrada a este tipo de escritura que tampoco es que sea complicada, pero es nueva para mí. 

A causa de esto, en la película he sido capaz de darme cuenta de muchas más cosas que en el libro. He sabido apreciar mejor los pequeños detalles y los he disfrutado.

En resumen, la película gana al libro por goleada. Nos encontramos con una película totalmente fiel al libro y mucho más atractiva. 

Libro:

Calificación:

Película:

Calificación:


Esto ha sido todo por hoy. No os toméis a mal mi opinión sobre este libro porque simplemente es eso, una opinión. Todas las opiniones que me han dado de este libro han sido buenas, pero supongo que no es para mí.

¡Sorteos en los que participo!

24 feb. 2016

Bienvenidos una vez más a mi blog.
Como veis, hoy os traigo una entrada rapidita para anunciar mi participación en estos sorteos y que vosotros tengáis la oportunidad de participar también. 



Organizado por: Ciudad de los libros
Duración: 17 días.



Organizado por: Books and Paradise
Duración: 11 días.



Organizado por: 

Duración: 29 días.



Esto ha sido todo por hoy.
¡Suerte!





Novedades de febrero 2016: Círculo Rojo

19 feb. 2016

Bienvenidos una vez más a mi blog. Como hace tiempo que no os traigo un post porque he tenido dos semanitas un poco jodidas por los exámenes, hoy me he decidido por fin a traeros las novedades de febrero de la Editorial Círculo Rojo



























Esto ha sido todo por hoy. Espero que os hayan gustado los nuevos títulos de esta editorial. Intentaré subir post más a menudo. 

Machismo en el siglo XXI

9 feb. 2016

Bienvenidos una vez más a mi blog.
Hacía tiempo que quería hablaros de este tema porque es algo que me revienta y que siempre tengo muy presente. Como siempre, esta es mi opinión y hablo desde mi punto de vista. 



Viendo las estadísticas de víctimas mortales de violencia de género (si queréis ver los datos vosotros mismos click aquí) he visto un poco el desarrollo que ha habido respecto a otros años. 




Lo primero que llama la atención es que en 2016 (sólo) han habido 8 víctimas de violencia de género. Hay que resaltar que estamos a principios de febrero. ¿En un mes 8 víctimas? Me parece algo para preocuparse de verdad. Además, en esta gráfica sólo constan las víctimas españolas. Ahora ponte a investigar las víctimas de violencia de género en todo el mundo. Miedo me da. 

Una cosa buena que puedo ver es que parece que en general el número de víctimas ha descendido conforme van pasando los años. Desde 2012 no llegan a 60 víctimas cuando por ejemplo en 2008 llegaron a 76 víctimas. Obviamente que no me gusta ver han sido tantas mujeres las que han muerto por esta causa, pero es un pequeño avance. 

Mirando las demás gráficas he podido ver que donde más casos se han dado ha sido en Andalucía. 13 víctimas de violencia de género en 2015. Como sevillana que soy me molesta ver estas cosas porque la gente ya de por sí nos considera que somos un retraso en la sociedad. Así que, esto ya es el remate. 

Primero quiero puntualizar que no creo que la violencia de género sólo sea contra la mujer, aunque no se considere lo contrario. 
No he visto el índice de víctimas varones por la violencia de género, pero tiene que ser mucho más bajo que el de la mujer. Además, sólo me voy a centrar en la mujer porque estamos hablando de machismo. 

Os voy a enseñar un tweet que me ha llamado mucho la atención.


Se ve un poco borroso, pero se entiende. 
Me preocupa que a alguien se le ocurra llamar a esto romanticismo porque si esto es romántico, prefiero tener una vida sin romanticismo alguno. 
Puede quedar muy bonitas frases en plan "no puedo vivir sin ti". Pero, ¿vemos lo que hay detrás de estos mensajes? 
Me voy a poner en la piel de este chico y voy a suponer lo que él pensaría al escribir estas palabras a su ex-pareja. Yo si fuera él pensaría: hostias, la echo de menos. Quizás, si le hablo todos los días preguntando si ha salido de fiesta, a qué hora ha llegado, con quién ha salido, etc. Puede que vea que me importa de verdad y que me de una segunda oportunidad. Sí, servirá. 

Puede que esto sirva en algunas personajes, pero os aseguro que cualquier persona que tenga dos dedos de frente se da cuenta de que lo único que está intentando este chico es condicionar a la chica para que haga algo que ella no quiere hacer. 
Expresiones tipo: "Como me dejes no sé lo que voy a hacer", "soy celoso porque me preocupo por ti", etc.
Son las expresiones que no debéis permitir ni si sois hombre o mujer. 
Por supuesto que nos podemos meter en el control de la ropa, el control del móvil y un lago etcétera, pero creo y espero que estas cosas se saben ya de sobra y tengo fe de que abráis vuestra mente y podáis ver las cosas como son. 

Si hay algo que soporto menos que un hombre machista, es una mujer machista. No puedes pretender cambiar para gustarle a alguien o callarte tu opinión porque no quieres molestar a la otra persona. 
Entiendo esto de las mujeres machistas hace 40 años o por ahí porque así estaba educada la gente, pero lo que no vemos es que estamos ya en 2016 y seguimos con lo mismo. 

No podemos hablar de un mundo igualitario cuando vemos estos índices de víctimas de violencia de género. No podemos hablar de un mundo igualitario cuando seguimos pidiendo el móvil a nuestra pareja para controlar su intimidad. 
¿Sigue existiendo el machismo en el siglo XXI? Por supuesto. ¿Es algo inevitable? Obviamente que van a seguir habiendo muertes por esta causa, pero está en nuestra mano el cambiar la manera de pensar de las personas y acabar poco a poco con el machismo. 


Después de esto puede que penséis que soy una "feminazi", que es el nuevo epíteto que se ha inventado con el fin de dañar a las personas que defendemos el feminismo. No defiendo el hembrismo al igual que no defiendo el machismo.
Si habéis llegado hasta aquí, espero que os haya gustado y que os haya abierto los ojos y podáis ver las cosas desde mi punto de vista.